sábado, 15 de diciembre de 2012

Que lo haga Diciembre.



Diciembre.
Diciembre es una mezcla entre café recién hecho, frío y amores que se apagan como cigarros en la nieve.
El último mes del año donde echas la vista atrás y ves todo lo que has dejado en el camino, los nuevos retos y las nuevas lecciones aprendidas.Y cuánto cambian las cosas en solo un año...
Nunca me gustó el invierno, a menos que estuviera acompañada y me quitara este frío que me cala hasta los huesos, con su amor que me cala hasta la razón.
Aquí estoy de nuevo querido Invierno, con un capuccino y unos cristales empañados de soledad; y qué mal me sienta estar sola contigo, amor.
Dejé olvidada mi razón entre sábanas llenas de sueños con sabor a locura, olvidando por un momento que los géminis somos el aire que inunda los pulmones de los amantes que se acurrucan en invierno intentando mezclar sus ansias de volar con temperaturas de cero grados.
Y es que dicen que el aire es impredecible, viene y va, un día frío y otro caliente, pero que siempre está en tu vida... pero el frío no le sienta bien a Paula, le corta las alas que tiene para alzar el vuelo de nuevo, para irse muy lejos y emigrar a sonrisas de desconocidos que van caminando con bolsas del Corte Ingles entre las calles del centro de Madrid.
Refugiarme en miradas de desconocidos siempre se me dio bien. Te sonríen, te guiñan el ojo y se creen que eres suya, tu sonríes sonrojada imaginando compartir este capuccino y un par de mordidas vacías.Pero en realidad has alzado el vuelo, con el alma rota vamos y venimos, lloramos y gemimos, volamos y caemos y nos levantamos. La vida es un impulso, una sonrisa, una lagrima, una risa.Es amor, es desamor, es color.La vida es saber volar aunque tengas las alas magulladas.
Dejar de intentarlo, por muy frío que este el aire, puede ser el mayor error de tu vida, la libertad no te la dan, la tomas.
Querido Invierno, tu me susurras al oído escalofríos que recorren cada centímetro de mi, me llevas al abismo, tu me curas los labios que destrocé con bocas no recomendadas. 
En el último mes del año, acabamos de destrozarnos, a ver si el frío calma nuestras heridas, y si el jodido amor no nos hace temblar... que lo haga Diciembre.

martes, 11 de diciembre de 2012

Pero perdóname.

Debería entenderlo.
Debería entenderte.
Quisiera besarte pero ahora mismo lo único que quiero es que me des otra explicación lógica a esto,una que no me haga brechas, a esto que huele - olía- a nuestro.
Los sentimientos nunca fueron lógicos, porque si no no estaría persiguiendo unos labios que besan a otros que no son los míos,créeme sería mucho más fácil para mi no necesitarte.
Pero lo hago, y cuando me siento caer me duele saber que tus manos no estarán ahí para sujetarme, y así, conoceré de nuevo el suelo.Porque tú, no me necesitas.
Luego se quejan de que las mujeres somos frías, que no somos dulces y nos cuesta abrirnos; mi respuesta es que todas somos princesas hasta que se nos jode tanto el corazón, que se congela y no quiere abrirse a nadie más; princesas con tacones de aguja esperando a que algún príncipe de entre cientos que no valen la pena, rompan la fortaleza que te hicieron construirte alrededor de ti.
Y aún así mi cabeza pide a gritos 'No me dejes marchar'.
.
Y a pesar de todo soy realista.
Me merezco algo más que esto, pero no lo quiero. Me merezco a alguien que me bese a mí, pero no son sus labios los que quiero, y me odio, me odio a mi misma por no quererlos.
Nunca pensé que diría esto, pero perdóname.
Perdóname por no haberte querido olvidar.
 Perdóname por haberte buscado.
 Perdóname por haber pensado que creías que yo era importante para ti. 
Perdóname por haber pensado que valías la pena y haber seguido intentado rozar tus labios.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

De ahora o nunca.



Noches de alcohol. De ahora o nunca. De oportunidades que pueden no volver a suceder, de probabilidades de triángulos amorosos, y verdades sinceras tiradas de la lengua. Los diablos salieron aquella noche y no dejaron rastro de caras inocentes o figuritas blancas en el hombro, solo quedaron las alas que tú me dabas para volar en medio de tu boca.

Aquí no se busca autocontrol, solo la perdición de dos almas que se escurren entre pecados concebidos. Sigues sin creerte que mi boca no articula palabra, que si las miradas hablaran no quedaría nada de ti.
No me dejes ser solo a medias, no me dejes pensar en lo que podía haber sido. Desnúdame, desnúdame con palabras si no alcanzan las manos, conoce mi cuerpo con el roce de tus labios, suave, con cuidado. Susúrrame el cielo, quémame las dudas, rómpeme los esquemas. Me asfixia la coherencia que distancia tu aliento del mío. Búscame, cuando te  pierdas aquí estaré. No entiendo la forma de enredarlo todo, cuando es tan sencillo, nos gustan los retos, lo difícil, la búsqueda de lo infinito a través de reojos y roces furtivos.

Y es que se trata de gritarnos hasta comernos, hasta arrancar esta furia y convertirla en devoción. De abrazarte sin pudores, sentirme pequeña en ti, entre ti y por ti. Porque los besos me los dan otros, pero el sueño me lo quitas tú. Con tu rebeldía, esa chulería que me saca de quicio y que irremediablemente, me engancha como una droga, y esa dulzura que escondes, que saca el lado más dulce de mi.
Odio el paso de las agujas  del reloj que me recuerda el paso del tiempo, pues los segundos perdidos matan más que cualquier vicio. 
Y mis noches siempre serán tuyas aunque las tuyas estén en otra cama.

domingo, 11 de noviembre de 2012

La moralidad mata pasiones.



Nos empeñamos en seguir unas reglas morales que se implantan en nuestro cerebro desde la infancia, y al final, acabamos volviéndonos coherentemente ilógicos.
¿Desde cuándo los impulsos hay que reprimirlos? ¿Desde cuándo hay que frenar las ganas?
Quiero tatuarte a base de mordiscos, decirte con caricias lo que no puedo decirte con la voz. Enseñarte a sentir con las yemas de mis dedos, envolverte en mis latidos acelerados, en mis gemidos entrecortados. Acostumbrarme a tu sonrisa por las mañanas, perder la cabeza entre tus brazos buscando la salida con entrada a tu boca.
Susurrarte en lugares inhóspitos con mi lengua como arma letal. Arriba o abajo, da igual, somos ingredientes de esta receta. Tú y yo, y un único ritmo. Que las paredes fueron creadas para empotrar cuerpos y no muebles.
Nunca me había gustado tanto mi nombre hasta que se escurrió entre tus labios, hasta que me atrapabas y posaba mis pies fríos sobre ti. Quiero tu violencia, quiero tus abrazos, quiero tu dulzura y tus miedos .Quiero que me sueñes y se haga realidad.
Tus besos me queman, me abrasas, y mis cenizas se guardan entre costuras y costillas. Tan masoca que juego con fuego, y memorizo el juego de tus manos paseando entre mis ganas y mi sonrisa de niña inocente, la combinación perfecta de tus manos en mi cuerpo, y esas mordidas inesperadas en el cuello.
Caer en la tentación a veces es necesario. Que tu cuerpo y el mío piden a gritos resolver estas ansias de calor, aunque nuestras mentes se empeñen en seguir en el lado racional.
Actuar por impulsos, sin lamentaciones, al son de mis manos asidas a tu nuca y de las risas juguetonas, las miradas cómplices llenas de destellos y sentimientos que desbordan la habitación. Porque las silenciosas noches de invierno son mejores si ponemos la banda sonora de nuestros orgasmos.
La moralidad mata pasiones, y a mí lo que me falta, eres tú.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Frágil.


Es muy difícil.
De repente algo falla en mi.Una tuerca se ha dado de sí y ha dejado caer mis sentimientos por la borda. Me siento sola, vacía,y la gente esta demasiado ocupada en sus propias tuercas como para reparar la tuya.
Solo necesito un par de palabras que me hagan sentir que tengo un hueco en alguien, unos segundos de sus pensamientos.
Me arden las mejillas, me falta el oxígeno y no se que hacer.Estoy perdida, rodeada de cosas inertes, y la piel que deseo esta muy lejos, es inalcanzable para mí.
Ojala tuviera el corazón a mano, así podría arrancármelo y no sentir, no sentir, no sentir nada, ni dolor, ni ausencia, ni daños colaterales, ni amores... Y después pegármelo, incrustármelo como un chip, ser un robot.
Pero la realidad es, que soy demasiado humana e imperfecta, soy sensible a los pensamientos, a los besos que se pierden y derrochan, y a los mordiscos con sabor a "No te vayas".
No sé si esto lo leerá alguien, algún extraño, y se preguntará y el por qué esta chica escribe sus palabras con lágrimas sabor a sal.
Cada uno tiene su historia; capítulo a capítulo se forja el personaje, el mío, necesita reformas, un botón pause, para respirar y para decirle al mundo, que ella por muy pequeña que sea, vale algo, aunque sólo sea, el aleteo de una golondrina.
Solo espero que alguien logre apreciar que no solo soy una cara maquilla de estereotipos absurdos y frías ganas; soy una chica de diecisiete años, que lo único que pide es que la cuiden...
                              ... que viene en envoltorio recubierto de la palabra "FRÁGIL".

sábado, 27 de octubre de 2012

Estoy justo delante de ti.




Estoy justo enfrente de ti.
Soy etérea, soy una mezcla de dulzura, melancolía y nostalgia. Huelo a jazz de los 50, rock de los 80 y baladas de corazón rasgado. Mi tacto es cálido, suave, abrasador, de los que penetran las venas hasta llegar al corazón, e inundarlo de memorias de roces macabros, mordiscos boreales y besos sabor a géminis.
Soy el aire que necesita tu pulmón, el amor que necesita tu alma, la mano que recorre tu espalda contando tus lunares, perdiéndose en el paraíso, encontrándose en ti. Soy esa canción que tanto escuchas porque te recuerda a ella. Esa lágrima de vacío y tristeza que cae del cielo al compás de tus latidos. Soy esa sobrepoblación de sentimientos que desbordan los cauces de tu cuerpo, que salen a través de sonrisas y se escurren entre besos suaves. Soy el miedo al rechazo, al reemplazamiento y al desamor.
Soy la chica de al lado, la tímida, la alegre, la sensible, la sexual, la loca –por ti y por tus huesos-, la que no se enseña por completo a cualquiera.
El tiempo perdido, el beso robado, el error, el tembleque a causa del frío y la ausencia de abrazo, la melodía de la lluvia, la que te cala hasta las entrañas, las mariposas de mayo y las de tu estómago, soy el chocolate de Febrero y el mojito de Agosto. Soy sábanas llenas de recuerdos y orgasmos, soy poesía entre tus piernas, soy éxtasis en tu boca; huracanes debajo de faldas y secretos que se cuentan al oído. Soy tus sueños rehenes, soy tu musa, soy tu veneno. Una princesa masoquista, de romanticismos enredados en mi cintura. Los sábados por la noche y las resacas de los domingos. La que busca labios destrozados en basuras reciclables.La eterna amante del vodka. Soy la que te espera, la que te busca.
La que ama. La que siente. La que vuela. La que llora. Soy una más...
Soy un final feliz, para quien sepa empezarme.
Estoy justo delante de ti, ¿no me ves? -Aprovéchame.-

martes, 23 de octubre de 2012

Princesa de medianoche.



¿Quién no ha leído alguna vez 'Cenicienta'? ¿ O 'Blancanieves'? ¿O 'La Bella Durmiente'? ¿ O 'La Sirenita' ?
¿Quién no ha deseado de pequeña ser una princesa?
Yo si.
El otro día me llamaron princesa, y se me iluminó la cara con esa sonrisa mía caracterizada por ser culpa tuya.
Toda princesa tiene un Príncipe alto, apuesto, azul,  bien vestido, con una sonrisa perfecta y unos labios que hacen temblar hasta el mismísimo diablo.
Dicen, a pesar de todo, que los cuentos de hadas no existen.
Puede que sea verdad, y yo siga aquí  ignorante de ello, con un vestido blanco, con el pelo cepillado, mi corona perfectamente colocada,y con un tacón de menos, tirada en un sofá de mala muerte a medianoche, esperando a mi príncipe azul - o verde-.
Derramando tiempo entre mis pestañas, pensando en si vendrá en caballo blanco, volando en dragón o escalando por una torre. Aunque eso, en realidad, me da igual.
Yo soy una Princesa moderna ¿sabes? Yo soy otro tipo de Caperucita roja, la que quiere que tu, el lobo, la devore. Soy la Bella durmiente que lucha por tu boca, soy Cenicienta, la de cenizas, que espera que la busques.
-Ójala fueras un sapo, y asi por lo menos podría besarte..-
No es justo, las Princesas tienen finales felices donde comen perdices... aunque yo soy más de macarrones, ¡qué sé yo! Yo soy una princesa corriente; la que va en metro, la que sonríe al verte, La que muerde bocas y quiebra vicios, la que no teme al monstruo de debajo de la cama y quiere que se suba a darla calor en ella,la que come de desayuno manzanas envenenadas, rompe espejitos mágicos, y mata brujas.
Y ahora, me siento pequeña en un mundo de gigantes, como Pulgarcito. 
Porque lo único que quiero es alguien que se quede después de las doce cuidándome,  me traiga mi zapato, y me bese.Que venga, y me arrugue el vestido con la elegancia del Príncipe y la pasión de una bestia, que me haga sentir suya, y escribir, - no sé si un cuento de hadas- pero nuestra propia historia.
Tal vez por eso, yo no sea suficiente para ti.

                                  Mientras ire besando sapos, 
                                                                                                      a ver si alguno se convierte en Príncipe 
                                                                           y se parece a ti...
                                                                    FIN.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Pero no es tú.



Y me planteo que el hombre de mi vida sea mi gato.
Él siempre está a mi lado, se despierta con el sol para pasearse entre mis piernas -como tú -, es tan suave, y tiene esos ojos, grandes, enormes, casi verdes, que me miran con un nosequé... un nosequé que huele a amor. Algo que a veces echo de menos de algunos brazos.

Cuando tengo frío viene, se acurruca entre mis brazos y ronronea, hace ese ruidito que me hace sentir que estoy en casa. Le aplasto, juego con él, aguanta todas mis tonterías de niña pequeña y nunca se enfada. Siempre me busca. Al escuchar mi voz en el silencio viene corriendo y me maúlla cosas indescriptibles que solo yo contesto. Sí, estoy loca, pero es parte de encanto natural.
Él me cuida, me quiere.
Cuando mis lágrimas van al compás de la lluvia en las tardes de otoño se me sube encima y me empieza a pisotear con ganas de jugar. Y me hace olvidarme de toda la mierda que se me viene encima.
Nunca habla, y sin embargo es el único que sin decir nada es capaz de sacarme una gran sonrisa. Aparte de ti.
Él me entiende. Sabe que es más importante lo que callo y no lo que digo, lo que dicen mis pupilas, que se dilatan cuando apareces en los pasillos. Y aunque esa gatita blanca me haga competencia nunca duda en venir a mi.Algo que en estos tiempos.. escasea.
Él me conoce. Sabe que soy como un huevo kínder. Que tengo un tesoro dentro, pero que no a todos se lo dejo ver, nunca me pide explicaciones, y me abraza sin necesidad de pedirlo.
Le quiero tanto...
Pero no es tú.
No es tú.
                                             -Y eso marca la diferencia...-

domingo, 23 de septiembre de 2012

Me pido perdón.




Me pido perdón por los errores que todavía no cometí. Por el tiempo mal invertido abrazando a hombres de hielo y metiendo en mi cabeza demasiados cálculos y ecuaciones. Por los tacones desgastados, las medias nuevas rotas y las resacas que ya quisiera el mar Cantábrico. Por haberme dejado llevar por mareas de sueños que sonaban demasiado excitantes, por los lloros dedicados a  quien no se lo merece. Me pido perdón por el desgaste de corazón, por los besos robados y las sábanas llenas de secretos. 
Perdón por las noches en blanco, las risas que despertaban a la Luna, y esas ganas de robarte los pantalones. Por tomarme tan en serio la vida. Por ser demasiado buena en ocasiones en donde los débiles pierden la partida y por ser dulce con gente salada. Por soñar despierta y esperar, que alguien viniera y me sacara de estas mazmorras. Por no perdonarme a mí antes que a nadie y ser tan dura conmigo misma. 
Perdón, por regalar demasiados ‘espero que seas feliz’ aunque lo único que quería era que me besarán, por no recordar que los poetas escriben a musas de una sola noche. Por haberme emborrachado, haber cogido el móvil y haber escrito mensajes en códigos extraños. Perdón por ser tan sincera, por que me puedan las ganas, y querer que me estampes contra la pared.
"Perdón por haberme dejado capítulos abiertos antes de pasar al siguiente, por la búsqueda enfermiza de intensidad y magia."
                                  

sábado, 15 de septiembre de 2012

Soy todo lo que tú quieras creer.



Soy un jeroglífico sonriente con tacones, demasiado complicada pero a la vez sencilla, con pequeñas trampas que confunden a extraños y pequeños guiños que ayudan a queridos intrusos;  esperando a que algún Indiana Jones  me descifre.
Mujer de nudos    -y nudillos-   y como dice Sabina con ‘Cabeza alta, lengua larga, y falda corta’, con máscara que esconde las heridas que dejaron demasiadas cicatrices y un corazón dado de sí de tanto coser los trozos rotos. Dulce cabezota de ojos negros y manos pequeñas, que busca espacio entre anuncios de periódicos que no cobren por palabras, sobre todo si lo que cobran son sonrisas. Dormida entre laureles, vicios y precipicios, con besos a sabor a vodka barato y agujetas de reír junto a nueve locas. Kamikaze de medias rotas y sonrisas lascivas, soñadora de roces entre bambalinas. Escritora de pequeños pensamientos, amante de pequeños detalles, vividora de diminutos instantes. Enamorada del amor en estado puro, con puertas que no cierran nunca. Recopiladora de recuerdos que se guardan en lugares que solo yo conozco, y salen a la luz en la oscuridad  –que ironía, como la vida-.
Ni mujer, ni novia, ni amiga, ni enemiga. Persona. He sabido equivocarme como nadie. O como todos...quizás un poco más.  Soy un error, y puede que me guste serlo. Soy la verdad que se confundió en la niebla. Soy castaña, soy rubia. Soy impredecible, o rutinaria. Soy princesa, soy demonio, soy musa,...Soy todo lo que tú quieras creer, pero solo soy, en realidad, yo misma.
Paula.
Pocos me conocen, ahora sois vosotros quienes decidís como soy y quién soy para vosotros.

“Una mujer conoce sus límites, pero una mujer inteligente sabe que no tiene ninguno”
                                              

martes, 11 de septiembre de 2012

Kamikaze...Puede ser.



Saber que te pasa,ignorarlo, evadirlo, negarlo.
Porque algo así no es moral, humano si, y doloroso.
Y las lágrimas que no dejo escapar, como cristal crean llagas en mi interior, y al explotar dejo caer algo más que mi esperanza inútil y un poco de dignidad.
Escribir a las 2 de la madrugada nunca fue bueno.Por varias razones : si estas ocupada escribiendo letras inútiles es porque a tu derecha, la cama esta vacía, o bien porque te duele tanto que solo lo muestras a la Luna, aquella que te mira desde lo alto y no te juzga.
Un roce, una caricia, una mirada,una simple palabra.
Dicen que ciertos tipos de tristeza son adictivos, y yo espero no volver a recaer en ese laberinto de sentimientos encontrados.
No puedo renegar de algo que me hace ser quien soy,o si puedo, pero no quiero. Kamikaze... puede ser.
Y escribiendo secretos en lenguas que pocos pueden entender, al compás de las agujas que con tic tac alteran mis silencios, entre sábanas con tacto a sus brazos, y mis pies,fríos, sin nadie en quien posarlos, con el cabello despeinado y una estampa poco apetecible para la seducción...Paula se despide.Buenas noches dicen, yo lo diré también, para aquellos que sueñan que soñar es gratuito y que el amor es libre.
Porque llorar sin rimmel no es llorar, porque sin tus ojos, los vicios no tienen derecho a llamarse vicios.
                                                                     

martes, 4 de septiembre de 2012

Carta a un Anónimo.


No sé ni por donde empezar...Empezaré por el final, que es esto.
Vacío.Me has dejado un vacío, un hueco que ahora nadie puede ocupar; las cosas que solo podía decirte a ti buscan refugio entre estantes olvidados y recovecos de mi mente.
Crees que no entiendo tu postura, la entiendo y yo la he vivido, por eso se que no es la única manera de arreglar esto: borrar de la memoria una vida.
Y me duele, me duele tanto que me sangra agua de las pupilas.Creí ser parte de tu vida como tu lo eras de la mía, que te importaba.
Mi amigo,mi Blas.
Porque no te confundas, tu para mi, lo primero eres mi mejor amigo.Perdón.Eras.No me acostumbro a esta situación.
No sé si en algún tiempo te darás cuenta de que no era el único modo; el alejarte y olvidarme, echarme a patadas. Pero si ocurre, no me reproches que me fui, recuerda que tu te alejaste, me borraste, y yo te diré, que tu nunca me detuviste.
Te diría mil cosas, una por cada momento que me hiciste sonreír, pero ya no tienen sentido.

Te quiero y te echaré mucho de menos amigo mío, yo en cambio, nunca te olvidaré.


                       Siempre, Epi.

viernes, 31 de agosto de 2012

Sino el último pensamiento al dormirme.



Lo peor es cuando te preguntas ¿Por qué? ¿Por qué sigo?
Dolor, de muelas, de espalda, o de corazón; agujetas de maltratarlo.
Ojalá nadie tuviera que callarse nada, no tener miedo a la reacción, darle igual si es moral o no, y que las palabras del resto se las llevara el viento.
Asómate a mis ojos si todavía no sabes lo que quieren.
Y dicen que algo que no tienes, no lo puedes perder, y dicen que el roce hace el cariño,y dicen que en la oscuridad busques la grieta, por donde aparece la luz. Dicen tantas cosas que a veces no sabes si creértelas, incluidas las que te dices a ti misma... ¿Sera un espejismo? ¿Una mentira?

Que somos tú y yo más que dos gotas de lluvia que resbalan por una ventana, sin rumbo ni destino que se evaporan juntos a final, que somos tú y yo más que la silueta de un sueño. Dime que somos, si no ese desconocido que me mira y sonríe como habrías de hacerlo tú. Qué somos pregunto, sino el miedo que hace temblar a aquella chica, aquella piedra que se cruza en el camino y que algunos esquivan y otros tropiezan sin cesar. Dime si somos ese olor a margaritas que se cuela entre los campos, o si somos el frío de una mañana de noviembre, el eco de una madrugada o el calor de unos abrazos. Dime, somos,¿un espejismo?...Que somos tú y yo sino el último pensamiento al dormirme.
No somos. Y duele(s).

Y es que como un sordo pagaría por susurros, -yo pagaría por tus besos-.

                                                                

viernes, 24 de agosto de 2012

Entre relojes que marcan con sus agujas los mordiscos y los aullidos de corazones.




Ayer comenzó una historia allí, hoy acaba aquí, mañana comenzará otra  y todavía no sabemos dónde.Entre relojes que marcan con sus agujas los mordiscos y los aullidos de corazones, de pies que van hacia lugares inhóspitos.

Y quien sabe lo que nos depara el futuro, existen miles de coincidencias, pequeños detalles, pequeños labios que redirigen en un ángulo de 180º nuestra vida; giros y giros que a veces nos llegan a marear o simplemente, descubrimos que puede que nuestra vida sea mejor desde este nuevo punto de vista.
Historias que comienzas en esquinas, historias que comienzan en camas ajenas, y que se escriben mirando a las estrellas, y entre sábanas que encubren el pecado. Besos que comienzan entre alcohol y cartas, que se escriben en movimientos acelerados, que suben como espuma, bajan cremalleras, desabrochan sujetadores, cierran persianas, apagan luces y encienden la llama, protocolos que se olvidan en camas de uno cuarenta y risas que desafían a las madrugadas. Historias de tacones altos y autoestimas bajos, historias de amigas con el alma resquebrajada que saltan alto para poder llegar a las nubes, historias de prostitución de sentimientos, y miedos. Historias que explotan felicidad o lágrimas. Ambas frágiles y expirables.
Algunas se cuentan, en ojos iluminados y sonrisas tímidas, otras en dolores de cabeza y -¿Qué pasó ayer?-, algunas en caras llenas de rimmel, y otras con carmín en camisas de hombre.
Pero están las que no se cuentan, que se esconden debajo de la cama junto a los montruos que nos amenazan,que comienzan entre roces y pieles de gallina,que nos explotan dejando sabor a boca,y que acaban en cuanto sale un rayo de luz, en donde los sospechosos escapan del escensario con todavía el delito en el aire.
Historias que no se escriben, porque son secretos de camas vacías y Lunas llenas.
            Tu vida esta llena de historias, sólo tienes que saber como seguir escribiéndola.
                                                                                            
                                 FIN.
                                                                                    
Quizás te estoy mintiendo,
resulta que no puedo aceptar
que aún te eche de menos,
y que este menos vaya a más.

lunes, 20 de agosto de 2012

Declaraciones de amor y otros suicidios Vol II. Hecha de pedacitos de ti.



Te quieros que se pierden en suspiros y que tienes como destinatario tu boca. Tu boca. Con la que sueño cada noche; la que quiero morder, besar, amar, y que esta tan cera del cielo que hay veces que mis pies flotan y mis ojos no llegan a ver la Tierra.
Que cada vez que te pienso, me recorre algo por el cuerpo, mariposas, un zoológico entero o la locura, la locura de quererte y querer cada rasgo de ti.
Y el aire, cuando se renueva huele a ti y a tus risas; y por un momento te siento muy cerca. A tus besos en mis mejillas y a tu timidez. Sueño con besos robados, tiempo que se mide en mordiscos por las calles de Madrid. Tú y yo. Y nada más. Sueño con un -te necesito- susurrado que me erice la piel. Y a tu amor que se me cuele por las venas como un veneno.
Que los buenos días no son buenos si no eres tu el que me despierta comiéndome a besos, y llevándote tortitas a la cama. Quiero que vigiles mi cuerpo, dejarlo junto al tuyo, piel con piel, sentirme pequeñita y olvidar mis miedos, porque sé que tu estarás allí para protegerme. 
Y entre tics tacs y ojalas, pienso en si pudiera quemar tu alma y morirme allí después, que temblaras por mí, que me miraras como si fuese tu juguete favorito al que no dejas jugar a nadie.
Si pudieras soñar que te acaricio, que enredo mis dedos en tu pelo, en tu espalda, perderme entre tus coordenadas, mezclar tu aliento con mi aliento y, entre juegos y acertijos, no sentir más que amor.  
Eres la esperanza en estado puro, con ese color, que me recuerda a tu nombre.Eres el deseo, la fantasía, la manzana prohibida, el que se perdió en mis curvas -y se mato en ellas-..Eres el miedo a perder algo que no tengo.Eres el de la sonrisa comestible, lo ilógico, lo impredecible, la tentacíon, mi refugio,un amigo...
                                Y es que la realidad es..
                                                                                          que estoy hecha de pedacitos de ti...
                            
                                  

miércoles, 8 de agosto de 2012

Declaraciones de amor y otros suicidios.

"-(...) cada noche, cada noche que hablo contigo, con las letras, sólo escribiéndote es suficiente para tener la sensación de que estás cerca, Corina. Quiero que sueñes conmigo cada noche. Sueña que te hago el amor. Sueña que te cojo el pelo. Sueña que te desnudo. Sueña que te beso en la mejilla. Sueña que te quiero..Sueña que te quito los zapatos y te beso los pies. Sueña que te cojo la mano. Sueña que vamos al cine. Sueña que brindamos por nosotros en un restaurante. Sueña que vamos en taxi y que meto mi mano bajo tu falda. Sueña que paseamos cogidos de la mano. Quiero que sueñes todo eso y quiero que se haga realidad, Corina. Yo no suelo hablar mucho, no suelo escribir estas cosas. Pero me he enamorado de ti. Suena absolutamente idiota, es una locura. Admito cualquier cosa que me digas. Pero estoy enamorado de ti. Amo tu forma de escribir, extraña, rara; tu verborrea, tus silencios. Amo tus dibujos. Acaricio tanto la foto que me enviaste que la pantalla de mi ordenador se está desgastando. Amo tu voz. Cuando cuelgo, lloro. Es ridículo, pero lo hago. Nadie puede enamorarse así. He intentado poner freno a esto, juro que lo he intentado, pero ni puedo ni quiero. Te imagino riendo o alborotando. Quiero tu violencia, tus voces, tu dulzura, tus miedos. Te imagino durmiendo, comiendo, paseando. No me importa nada más que tu. Tu olor, tus ojos. Amplío tu foto mil veces, miro tus ojos, Corina. Veo esas flores en tus manos y me muero. Me muero Corina. Quiero tus manos asidas a mi nuca. No quiero ofenderte Corina, antes quisiera morir, pero nunca, jamás, con ninguna mujer me había sucedido esto."


Autora: Susana Pérez-Alonso; Nunca miras mis manos.

jueves, 2 de agosto de 2012

Sin amor también me vale.





Me dueles.
Me dueles como una lágrima ácida que sale de mis ojos, como aquel recuerdo de algo inexistente que retumba en mis oídos, como aquel roce que se pierde en la memoria, como aquello que pudo haber sido...Me dueles y a pesar de todo, tu dolor me hace sentir viva.
Las estrías en el alma nunca han sido buenas –ni estéticas- , el corazón debería estar hecho de aquella tela que no se rompía nunca cuando se balanceaban cien elefantes, pero el destino es caprichoso y como muchos dicen ‘Lo que no te mata te hace más fuerte’, pero tú me matas, poquito a poquito, con locura, pasión, y dolor.
Y aun así,  tengo la autodestrucción como hobbie. Bienvenidos al mundo de Paula, donde lo difícil se hace deseado, y lo fácil olvidado.

Te prometo que sin amor también me vale, sin cosas bonitas que te salgan de dentro, sin sonrisas ni guiños que pretendan conquistarme,necesito que me necesites, aunque sea en formato roce; para apaciguar las cicatrices, para regar esas ganas que tengo de ti, para mentirme y sentirme mejor,  para que dejes de colarte en mi mente y te cueles entre mis piernas. 
Sólo dame tequila, tequieros o tu risa.
Y mientras tanto, sabiendo que no me necesitas, seré la muñeca de trapo que debo ser, fría, áspera, y con una imagen impecable. Quitémonos el rimmel, el pintalabios, y el corazón; no se vayan a pensar que tenemos sentimientos. Sentir sin que se sepa, llorar sin lágrimas- el corazón es un manantial, aunque los ojos queden secos-. Sonreír como costumbre, intentando subir, escalón a escalón, con miedo a que la caída sea más dura. Y sigo preguntándome la manera en la cual me desabrochas, y dejas salir cosas y sentimientos, que a pocos he dejado a ver, antojarme de besos no dados y que se me llene la boca de sonrisas, ser la chica dulce que el miedo me hace esconder.

Es irónico; sabemos que no va a pasar, pero seguimos esperando por ello.
                                                                                                                          
                                                                             Mientras tanto, voy buscando en la basura unos labios que me digan, 
                                                                                                    esta noche quédate... 
                                                                                                                      –  que te necesito-.

miércoles, 25 de julio de 2012

Bottle.

Acabo de encontrar este video! Es super dulce y gracioso a mi me encanta ;) 
Echadle un vistazo! Un besito :)



Que todavía me faltan millones de cosas por aprender.




He aprendido que grandísimos amigos pueden volverse desconocidos, que desconocidos pueden llegar a ser inseparables, que el “nunca más” no siempre acaba, y que el “para siempre” no siempre se cumple, que el helado de lima y brownie esta riquísimo (como tus besos).Que el que quiere, puede, lo logra y lo consigue. Que el que arriesga gana, y el que no, pierde. Que el físico importa, pero la personalidad enamora. Que las prisas retrasan, y las miradas matan, que un simple roce eriza la piel, que las margaritas, dulces y sencillas, me recuerdan a mí, y el vuelo de las golondrinas a la libertad. Que nadie puede juzgar tu camino si no lleva puestos tus zapatos. Que los amores pueden llegar por sorpresa, o acabar una noche. Que a pesar de todo, es mejor sonreír e intentar ser feliz, que tirar la toalla. Que me gustan los cappuccinos y el italiano, que me gustan los 'Macarron' y el francés. Que me gusta el olor a césped recién cortado, morder mientras beso y tumbarme a mirar las estrellas. Que soy un completo desastre, y pierdo todo -aunque eso no es para nada nuevo-. Que en cada bar con servilletas dejo un dibujo, y que en cada sonrisa te regalo un trocito de mí. Que me gusta cantar y desafinar ( y desafiar) a los cuatro vientos. Que me encanta hacer reír, y no me importa vivir fumada y que me llamen rubia. Que las conversaciones a las 2 de la madrugada son las mejores. Que me dan pavor los tiburones y que me sustituyan. Que me gusta escuchar, y amar. Que soy imbécil, y que no aprendo, que doy demasiado y luego no recibo. Que aunque esté meses sin morderme las uñas, es imposible, siempre recaigo. Que las casualidades son lo mejor, igual que los pequeños detalles.
He aprendido que todavía me faltan millones de cosas por aprender.
-como el camino que me lleva de vuelta a tu piel-
                                                                       

martes, 24 de julio de 2012

Error 997


Y siempre supe que fuiste una decisión equivocada, ese humo que se esfuma entre eses a las 4 de la madrugada, junto a besos de un amor que esta tan lejos de mi boca y esas risas provocadas en mi sangre por el whisky. Esa hache de amor, esa erre de error, esas miradas que provocan terremotos y que me hacen cuestionar hasta el lunar de mi entrepierna.

Y esa fina línea que delimita nuestros estados, tan delgada que ni se ve, tan sólida que nos separa , esos segundos de diferencia entre lo que somos y podemos ser,  esas noches hablando de querer y no poder, y mi miedo, como al empezar a depender, de la droga o de sus ojos, -aunque vienen a ser lo mismo-..
Que tú buscas bucles y yo soy la que te tira la melena lacia desde el cielo pa´que desafíes la gravedad y demos envidia a las estrellas, contando tus lunares. Que tú me hablas de carreteras llanas y yo soy más de curvas, tu de cafés y yo de capuccinos, tu de física y yo la que te la muestra.
 Y busco otros olores para camuflar el tuyo de mi cama, aunque nunca estuviste en ella, y busco otros sabores de aquellos besos que se perdieron en aquellas madrugadas y que robaron el sentido, y huye mi corazón del daño de las palabras, refugiándose en otros nombres que predican tu olvido.
Que eres mi error preferido, mi deseo que se esfuma en horas capicúas, el impulso de mi izquierda y la confusa sensación que me inunda, esa mirada hacia el infinito que se da cuenta que no hay más límite que el cielo, esa risa de ‘noseporque’ y esos labios que me llaman como nadie.Esos abrazos por la espalda, ese amigo que te escucha y te sujeta, esas ganas de cogerte y robarte un beso.
Pensé- o quise pensar- que mi sonrisa tímida y picarona, que mis ojos oscuros, que mis besos a escondidas, que mis confesiones camufladas... Pero solo tiraré la toalla si es para ducharnos juntos, y ahora seguirán mis ojos con ganas de comerte y mis labios con ganas de descubrirte, esperando cada abrazo y risa tuyo, con mis rubieces  y tu cabeza mecánica que solo sirve para descifrar problemas matemáticos y no los enigmas que una chica de letras te da.
Que eres un error, de los grandes, de los que nunca se olvidan, de los que volvería a cometer una y otra vez...




                                                                       

lunes, 23 de julio de 2012

Déjate llevar conmigo.


La vida no es como nos la contaron, yo tampoco lo sabía, pero la vida no se puede planear, ni todo es negro, ni todo es blanco, no todo es dejarse oprimir por las normas. No hemos nacido para ser perfectos, si no para ser felices. Estamos aquí para echarnos a perder, para amar a la gente que se equivoca, para ser culpables, para ser inocentes, para vivir sin jueces y sin medidas de tiempo, para caer y querer subir más alto, para ser abrazados, para ser jodidos, para reír ,para tostarnos bajo la lluvia y empamarnos bajo el sol. Para romper tacones, llevar tus camisas y desayunarte, para derramar lágrimas, o  para levantarse en otro colchón. Para olvidar, para recordar, para amar, para enloquecer...Sin importar lo que ocurra. Para ser perfectos ya están los libros, las estrellas, los copos de nieve, los besos robados...

Soy la imperfección que no pretende ser perfecta... Pero ¿sabes? A veces no importa no ser perfecta para comerte el cielo...Simplemente con volver a perdernos con caras locos, con dejar huellas de colmillos en conciencias llenas de polvos echados en camas ajenas, con ser caníbal y comerte a besos, con decirte que el peor accidente es salir ileso de tu boca, con perderme en tus ojos y encontrarme en tu risa, con despertarme envuelta entre abrazos y risas... Para llegar al cielo tan solo hay que perder la noción del tiempo. Con revivir aquel momento que me hizo perder, esos pocos papeles que yo pueda tener y volver a tropezar con montones de piedras, que te tientan a cruzar una y otra vez.
"La vida se basa en dejarse llevar, y los mejores momentos son los que no planeas. Y lo único que te pido... es que te dejes llevar conmigo."
                                                                                 ....La vida es demasiado cortar para desperdiciarnos.

                                                                                                 

miércoles, 4 de julio de 2012

Adivina.


 
Adivina.
Adivina que hay debajo de este pelo largo, al que unos llaman castaño y otros  rubio, que se va rompiendo poco a poco desde abajo. Adivina que hay detrás de estos ojos negros y rasgados, con mirada dulce y el miedo en las pupilas. Adivina que cubre esta 95C.Adivina que tapa ese flequillo, esas palabras que dicen que soy fuerte, y esos ‘no me pasa nada’.
Párate a pensar, que por un momento, yo no soy como tú crees. No soy esa chica fría, que solo llora de impotencia, no soy esa chica que te tira fichas solo por sexo, la que bebe hasta las tantas subida en unos rascacielos, enfrascada en una falda de tubo y unos labios color rubí.

Soy esa amiga simpática que esta siempre tu lado, de sonrisa dulce y besos cariñosos, que le gusta reír y hacer pasárselo bien a los demás y a pesar de que odia llorar, su almohada esta empapada de sueños que mueren a las 2 de la madrugada. Altruista, soñadora, artista de pinceles y de cámaras, que le gusta escribir ( otra cosa es que lo haga bien) y escuchar. Detrás de ese pelo largo, hay un cerebro con demasiados pensamientos que se escapan por la boca; detrás de esos ojos negros, hay muchísimos sueños que faltan por cumplirse y demasiadas experiencias que quedan aún por ver; debajo de ese pecho, hay un corazón, a veces demasiado jodido, en el que hay demasiados sentimientos enredados y que está lleno de amor, y detrás de esas palabras, de esa fachada que a veces se desploma bajo mis hombros, ahí está Paula. Pequeñita, demasiado pequeñita, como paulos en latín, y que solo unos pocos, logran ver y conocer, y a veces, solo a veces, les llego a enamorar...
                                                               

viernes, 22 de junio de 2012

Si es cuestión de confesar...



Todos tenemos secretos. Inconfesables, estúpidos, divertidos,erróneos, pervertidos... De los que se guardan en el cajón más profundo de tu cuerpo, y que a veces, solo a veces, se escapan para ver la luz.
Y aquí se esperan los secretos; aunque no quieran venir. Pecadora empedernida nunca quise tener alas.
Si es cuestión de confesar...
No sé preparar café. No entiendo de tenis. Me dan miedo las avispas. Soy fuerte por fuera, coraza inmutable, corazón débil. No sé hacer el pino. No me gustan las espinacas. No me gusta correr como deporte. No me gusta llorar a pesar de ser lágrima fácil. No entiendo de números, a mi dame letras. No soy ordenada. No soy una princesita, pero a mi es que no me van las monarquías. Odio las cucarachas. Odio las películas de guerra. Odio las puñaladas traperas. No me gusta andar, si tengo alas para volar.
De sonrisas picaronas y curvas como carreteras, guiños a escondidas al compás de tus caderas .A más altura que en la torre Eiffel, más cerca de tu piel a poder ser. Estoy hecha de malas decisiones y Bendita locura es mi segundo nombre. Puedes contar conmigo siempre, para sujetarte la cabeza en un baño de mala muerte o sujetarte la cabeza mientras lloras.
Soy vampiresa de cuellos y sirena de camas. 1’68cm de dulce de mañanas y salvaje de noches. Tsunami de tus caderas y la que tú pelo altera. Coleccionista de sonrisas y monedas, viajera a través de ciudades y palmeras.

Soy ...
De las que saborean el chocolate solo si esta sobre tu piel.
De las que esnifan cada gota de lluvia
De las que son fáciles de hacer daño.
De las que plasman tu alma con un lápiz y tu sonrisa con una cámara.
De las que para desaparecer se mueven al compás de la música.
De las que buscan amores en vaqueros desgastados.
De las que tienen siete vidas.
De las que arañan el cielo poquito a poco.
De las que se fuman la vida en tres calás.
Y aquí sigo desvelando secretos, uno a uno, hasta llegar  a mis novecientos setenta y tres.
Si es cuestión de confesar, sé perfectamente  lo que soy, y lo que dejo de ser y hacer, y no me arrepiento de nada, porque es lo que me ha hecho ser como soy, y al final y al cabo... No parece tan malo no?
Estamos vivos, es lo que importa. Todo lo demás no son más que golpes.
                                                                    recuerda que si caímos en picado...
                                                                                     fue  porque a veces fuimos nubes con la mente.